“GOLPE DE TIMÓN”: ¿DE QUIÉN ES EL OTRO CASINO DE CAMPECHE?

Publicado: 31/08/2011 en Uncategorized

Publicado por El Expreso en mi columna “Golpe de Timón”.

¿Difícil? Sí, muy difícil poder encontrar la información que se relaciona con esta nueva tendencia de colocar casinos como si fueran puestos de tacos en cualquier parte. Ninguna ley en México prohibe que se pueda construir un casino al lado del otro, de hecho no existe ni siquiera una sugerencia para que estén a determinada distancia. esta es la historia detrás del nuevo casino que se construye en Campeche.
Después de llegar a Yucatán, la Administradora Win, S.A. de C.V. y Operadora de Espectáculos Same, S.A. de C.V.se interesaron por conseguir el mercado campechano. Estas empresas forman parte de la Compañía venezolana registrada en México como Operadora Megasport SA de CV con sede en Batallón de San Patricio 109, en San Pedro Garza, Nuevo León.

La operadora venezolana fue creada para que opere en México a través de sus más de 10 administradoras nacionales el 25 de enero de 1996. El empresario de origen judío, Moisés Shemaría Capuano, dueño de los centros de entretenimiento de maquinitas “Moy” aparece en la sociedad como propietario de la la Administradora Win, S.A.

El empresario Moisés Shemaría Capuano, con domicilio en Jalisco, llegó Campeche en busca de poder instalar un casino en la ciudad. La primera opción fue utilizar el edificio que ocupó el ex boliche, luego super de San Francisco, propiedad del empresario campechano, Ramón Espínola Toraya, pero los inversionistas de Administradora Win, creyeron que por el giro del negocio no sería conveniente instalarlo frente a la Universidad Autónoma de Campeche, porque esto pudiera dificultar los permisos.

El siguiente objetivo era el malecón de la ciudad y lo más cercano posible al Bingo777, que opera la empresa española Codere, competencia directa de la venezolana, Megasport SA de CV a la que pertenece Shemaría Capuano.

En la operación de inversión aparece, el empresario Ramón Espínola Toraya quién fundó Constructores Unidos de Campeche S.A, (Cucsa) el 14 de octubre de 1975. El crecimiento de la empresa inició en el sexenio de Abelardo Carrillo. Cucsa construyó el fraccionamiento Palmas I,II y III (1984), Las Flores (1986), Lomas del San Rafael (1987), Concordia (1987) y unos 40 fraccionamientos más hasta llegar a Villas de Kalá este 2011.

Como mismo hizo con edificios donde opera Banamex y Bancomex en el área Ah Kim PEch, Cucsa propone construir en su terreno el edificio que ocuparía el casino y rentarlo a la Administradora Win para que opere su casino. No existe una sociedad Shemaría-Espínola, solo un contrato de renta de terrenos y del inmueble que ya la constructora campechana entregó a la empresa que se encarga de instalaciones eléctricas, diseño e instalación de máquinas.

Moisés Shemaría Capuano, también está vinculado con el corporativo Equilise LLC, registrado en el estado de la Florida, Estados Unidos y tiene casinos en Guadalajara, Zapopan, Ciudad de México, Coatzacoalcos, y acaba de abrir las puertas del casino Diamonds en la ciudad de Mérida, donde ya operan ocho casinos, en promedio abren uno por año.

Llama la atención que en el 2007 la Secretaria de Gobernación, clasificó como información reservada por cinco años, la cantidad de casinos y salas de juegos otorgados a cada una de las empresas que conforman la Operadora Megasport SA de CV. Según el expediente 0000400131906 será hasta el 2012 cuando se pueda tener acceso a esta información, para entonces campeche ya será uno más en la lista.

Varios casinos operados por esta compañía han sido clausurados por el Sistema de Administración Tributaria por problemas de comprobantes fiscales y por denuncias tras negarse a pagar premios mayores a 20 mil pesos.

En la instalación de los casinos está directamente implicado la Secretaria de Gobernación y el municipio de Campeche. La dirección de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento, dijo recientemente que siempre que se cuente con un permiso de la Secretaría de Gobernación, no existe restricción alguna para abrir e instalar un casino. El Ayuntamiento sólo aprueba la licencia de uso de suelo, misma que se otorga si existe el primer documento. Pero tanto el director de Desarrollo urbano, como el Secretario del Ayuntamiento dicen que desconocen el nombre de los propietarios de estos sitios. ¿Es posible? Sí, ¿Incompencia? También. Ya casi llegará “Playcity” pero eso es otra historia.
EL CUENTO

Había una vez un ex gobernador y un empresario que eran muy amigos. Después de trabajar por muchos años y construir juntos muchas cosas, el destino los vuelve a unir en algo común. Los dos amigos rentan sus terrenos para que operen casinos.

¡plop¡

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s