2011: EL CARNAVAL QUE TERMINA.

Publicado: 10/03/2011 en Uncategorized

Como le dije al Alcalde de Campeche el día que me concedió una entrevista, el carnaval tiene tres problemas: 1-Los artistas, cada vez más, son lo único que importan, 2-Los artistas cada vez cuestan más dinero, y 3-Dinero no hay.

¿Qué hacer?

El carnaval es una fiesta que se ha encarecido, y por mucho tiempo fue la única diversión gratuita que tuvo la ciudad. La decisión de cobrar los eventos a los espectadores que tomó la administración municipal de Oznerol Pacheco Castro fue una buena decisión que al parecer se salió de las manos. Nunca el dinero recaudado fue para el Carnaval, se utilizó para otros programas que si bien son importantes, tienen recursos destinados de otros sectores.

Es cierto que en otras ciudades, presenciar a un artista nacional o internacional cuesta y mucho, pero lejos estamos los pocos más de 200 mil habitantes que vivimos en esta ciudad tener la oportunidad de pagar boletos para asistir a tres noches de coronaciones.

El pueblo no se ha vuelto apático, el pueblo solo va a donde puede ir, y lamentablemente ni aquí vivimos millones, ni los que aquí viven ganan miles de pesos para guardar en espera que lleguen las fiestas.  La muestra de que no existe la apatía es el Sábado de Bando y los bailables gratuitos del fin de semana en el foro Ah Kim Pech.

Si el carnaval de Campeche tiene más de 400 años, entonces es la segunda más antigua tradición de México, solo antecedida por el relato de la aparición de la Virgen de Guadalupe en el Tepeyac en 1531. ¿Eso dice algo? Claro que sí.

El carnaval de Campeche no debe ni puede estar sujeto a una administración que en solo tres años haga y deshaga a su antojo y a su criterio lo que le parece o no, cosa que viene sucediendo desde que el carnaval tiene memoria. Las tradiciones de un pueblo deben ser autónomas y deben estar apegadas a un reglamento que las estipules y las defina de principio a fin. Los cambios son buenos y necesarios siempre y cuando no alteren la esencia de la tradición misma.

Debe haber criterios para saber cuánto y cuando cobrar por las cosas. Si el carnaval es del pueblo, que no les cueste. El 2011 no es el 2006 y la economía de las familias campechanas no está para que gasten más.

El carnaval del 2010 tuvo a más de 100 personas trabajando en equipo, en el 2011 solo eran 37, y las cosas que se pudieron salir de control se salieron. Un carnaval de una ciudad no compete solo a unos cuantos funcionarios, debe competer a toda una administración municipal. Si los directores de áreas del municipio no se involucraron porque creyeron que no les competía, pues les tengo una noticia, les compete porque la ciudadanía lo único que busca en un carnaval son respuestas ante cada problema.

La responsabilidad final  es del Alcalde porque sus empleados de confianza llegan hasta donde él quiera, y más allá de los 3 que conforman la coordinación del carnaval, no vi a la otra veintena de directores tratando de ayudar en algo que es primordial para los ciudadanos.

El problema del boletaje fue la primera tinta que se derramó sobre el papel, y más allá de que se resolvió el problema, la tinta siguió corriendo sobre el papel.

La coordinación del carnaval tiene que tener la autonomía que hoy no tiene y algún día tuvo, debe ser decisión de esa coordinación asumir su rol en algo tan trascendental para los campechanos y que se le juzgue en función de su trabajo. Con todos los elementos que hoy tengo y la información recabada no hay un solo culpable, sino muchos, de lo que ocurrió en esta edición 2011.

Desde que llegó Maná en el 2003 las expectativas de los artistas cada vez es más grande y al parecer la cartelera artística determina en primera instancia el ánimo del pueblo para disfrutar del carnaval. Han existido mejores carnavales que estos, Si. Los ha habido peores, también, solo que los artistas invitados están por encima de los problemas que surgen.

¿Por qué lo anecdótico alcanza niveles trascendentales? Porque cada vez se sumó más tinta al papel y en eventos multitudinarios, las personas actúan en masa a favor o en contra de algo en dónde la percepción que se tienen de las cosas son más importantes que la realidad. Hay razones que destacar que fueron importantes pero en verdad los que escriben la historia no son los políticos ni los funcionarios, sino el pueblo, y el pueblo ya sentenció: “este carnaval estuvo jodido”.

Los escándalos relacionados con el carnaval siempre han surgido y surgirán, y la capacidad de respuesta para enfrentarlos tiene que estar lista para enfrentarlos, vengan de empresas, de ciudadanos o de los soberanos del carnaval.

¿Tiene que renunciar alguien? No, ¿hay que pedirle la renuncia a alguien? Tampoco, eso es lo más fácil. Nadie quiere hacer las cosas mal a propósito. La clave está en descifrar por qué algunas salieron mal y una vez detectado el problema es resolverlo.

No creo que no exista la voluntad para resolverlo, lo que faltó fue apoyo a quienes tomaron decisiones, lo que faltó fue criterio para tomar otras, y capacidad para prevenir los problemas.

No tengo duda, la lección está aprendida, esperemos que como mismo el pueblo siente que esta es su fiesta, así lo sienta cada responsable y cada empleado en los que confió el Alcalde para ayudarlo a dirigir los destinos de esta ciudad por los tres años.

El llamado es para regidores, de un partido y otro, para los directores de cada área del  ayuntamiento, para cada sub director que mucha más falta hacen trabajando en dejar feliz a todos que preocupándose por ver en que fila de la A a la Z va a sentar a su familia.

En 11 meses las cosas tendrán que salir mejor.

Twitter: @delatorremorin

Anuncios
comentarios
  1. raul osorio dice:

    Hola siempre he mantenido una poscicion muy ajena a todo lo que respecta al carnaval, vivo fuera desde hace 5 aÑos y regrese a campeche para toparme con la triste realidad que nada ha cambiado.
    Lei tu post despues de estar minado de informacion y escandalos sobre el carnaval y por que este aÑo decidi participar por 1ra vez en mi vida en algo que era el famoso sabado de bando.
    Desde el momento de conseguir una silla hasta asistir al evento por espacio de 20 minutos antes de desesperarme e irme fue caotico y mal organizado.
    Compras tus sillas que no sabes ni donde estan el dif, la lideres el ayuntamiento y los vivos que llegan y ponen sus sillas atras de las que ya pagaste y no mas es asi sino
    que todavia tienen el descaro de venderlas. Que pasa vas no hay areas de acceso tienes que brincar gente la cual no te deja pasar, tienes k irte
    A sentar a las 5 de la tarde a esperar horas de horas para ver pasar nada mas y nada menos que un desorden masivo, un carnaval considero que es fiesta luces
    No puedes salir ni al baño por que es complicado etc etc.
    El foro todo por donde lo veas esta mal organizado.
    Que hace falta? Que las autoridades se involucren mas, poner gente preparada en los puntos estrategicos, esto es un evento que la gente espera un año y cada año les dan lo mismo solo que un poco
    Mas barato. Gente preparada en eventos, logistica, plkaneacion, diseño, departamento creativo etc.
    Vivo en montreal canada y tenemos 5 o 6 festivales grandes en donde cada uno tiene un comite y fondos del gobierno
    A lo k se le suma patrocinios y voluntarios para participar en dichos eventos. Existe un sub comite que se cambia cada año para cuestiones de creativos, ideas etc
    Logrando darle a cada año y a cada evento un toque diferente ideas nuevas y frescas. Se que no es muy facil pero no imposible , creo que siendo honestos responsables y con un poco de vision
    Esta fiesta tan antigua puede ser algo maravillosamente bien hecho.
    Saludos

  2. luis humberto pantí chuc dice:

    me parece que son algunos los que quieren magnificar las cosas, quizá porque son los que viven de la noticia (política, económica, espectáculo). cuando Oznerol empezó el cobro a todos les pareció magnífico (al menos no leí nada en contra) y ahora le buscan lo negativo quizás por la cuestión política. Si algún funcionario menor del gobierno priista no cumple no dicen que fue por culpa del gobernador, nadie lo toca. pero en cambio hasta con un barrendero que no cumpla, es culpa de Ruelas.Mariana es otra que se creyó lo de reina y quería que Ruelas la sentara junto en todos los actos oficiales ja, ja, ja. Campeche no solo es su Carnaval. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s