LA CEREMONIA SECRETA

Publicado: 20/10/2010 en Uncategorized

El juramento para formar parte de El Yunque es una de las ceremonias más intimidante que existen en México, no hay otra organización tan misteriosa a su interior en todo el país que se le acerque en disciplina ni en rectitud.
La organización decide “juramentar” a un aspirante cuando considera que ya está adoctrinado y comprometido como para conocer los secretos. Deben vestir ropa nueva porque es una ceremonia importante.
‘Es una ceremonia muy bonita donde vamos a hacer nuestro juramento a la encomienda que nos tiene el Señor’”. Le advierten al iniciado.
“Todo está oscuro; es un sala pequeña, con incienso y dos velas grandes al frente. Al fondo una mesa, con un crucifijo y una Biblia. A un costado tres hombres de negro y a la izquierda otros tres, estaban encapuchados.
Colocan al nuevo miembro un brazalete con un símbolo rojo y negro. Todos rezan con intensidad en la penumbra, hasta que el líder apunta: estás aquí para jurar fidelidad a la Organización Nacional del Yunque.
El iniciado sujeta el crucifijo con una mano y pone la otra sobre la Biblia.
Hacen jurar lealtad a la organización por encima de la familia, de la profesión y de uno mismo.
“¡Juro por mi Dios y por mi nombre de caballero cristiano, fidelidad!.”
El anónimo oficiante lanza la amenaza: “¡Si eres fiel, encontrarás amigos y hermanos; si no, seremos jueces implacables!”.
El iniciado se acuesta en el suelo y se le hace besar la Biblia y el crucifijo, mientras escucha otra vez la frase lapidaria: “¡Si eres fiel, encontrarás amigos y hermanos; si no, seremos jueces implacables!”:
Los encapuchados dan la bienvenida al nuevo miembro de la cofradía, con la orden de mantener –“bajo cualquier circunstancia”- la reserva de la ”organización”, sus integrantes y sus jefaturas.
Y rubrican la ceremonia con el saludo, un grito atronador que hacen mientras extienden el brazo derecho, como los nazis: “¡Dios, Patria, Yunque!”.
Es en esencia la ceremonia de ingreso de un nuevo miembro de la Organización Nacional del Yunque, la tenebrosa agrupación ultraderechista que en Guanajuato tiene su entraña, pero que –al paso de los años- se ha extendido a casi todo el país, mediante la infiltración estratégica en organismos empresariales y políticos de todo el país.
Este fin de semana una campechana juramentó con la mano sobre la Biblia formar parte de la organización. Otro campechano ya pertenece.
Ya van dos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s