LA “VIOLACIÓN” DE LEVY Y LA DEMANDA

Publicado: 18/08/2010 en Uncategorized

William Levy fue demandado en la Corte Superior de Los Ángeles por una joven que asegura haber sido víctima de agresión sexual por parte del actor cubano.
En la demanda, que fue interpuesta el 17 de agosto bajo el caso número BC443221, se afirma que el 19 de julio del 2010, el actor de 29 años obligó a Karla Álvarez, de 17 años, a practicarle sexo oral aprovechándose de que la joven sentía gran admiración hacia él.
QUE DICE LA VÍCTIMA
“El 19 de julio del 2010, a través de mentiras y engaños, Levy, con la ayuda de varios miembros de su comitiva, atrajeron a la demandante Álvarez al hotel Hilton en Glendale, California. Álvarez, quien estaba infatuada con Levy –una estrella de renombre internacional por su trabajo en las telenovelas en español– quería su autógrafo. Durante el curso de su conversación en el restaurante del Hilton, Levy invitó a Álvarez a un cuarto privado (…) El demandado después forzó a la demandante a que le practicara sexo oral”, describe la demanda.
La demanda asegura que Levy incurrió en agresión con toqueteo ofensivo, y que además de haberle apretado el cuello mientras ocurría el hecho, la obligó a que le tocara sus genitales, eyaculando en su boca y presuntamente contagiándola de una enfermedad de transmisión sexual.
En la demanda se afirma también que la dignidad de la joven fue asaltada y violada, y que ella se sintió humillada y degradada generando episodios constantes de ansiedad, temor, ataques de pánico y estrés mental  por lo que reclama daños punitivos contra el actor de 2.5 millones de dólares.
“La conducta del demandado fue intencional, atroz, maliciosa, opresiva y perpetrada con la intención de causarle a la demandante humillación, vergüenza, angustia mental y mucho estrés emocional y físico. La demandante cree que estuvo en riesgo de ser violada y de hecho, fue forzada por estrangulación, para copular oralmente con el demandado”, reza el documento.
El incidente presuntamente duró 30 minutos y Levy no dejó que la menor saliera del cuarto de hotel que estaba bajo llave, a pesar de las protestas de la joven; de ahí la acusación de privación ilegal de la libertad. Según el documento, la mamá de la menor, Ana Saucedo, estaba en la habitación y también fue agredida verbal y físicamente por William.
Hablé a la mánager de Levy, Reina Rojas, quien calificó la demanda como “una difamación grave”. Rojas remitió las llamadas al abogado del actor en Miami, Ralph Patiño, quien no había contestado.
Aunque la mánager de William Levy, Reina Rojas, calificó como “una grave difamación” la demanda que una menor de edad interpuso contra el actor por agresión sexual, el abogado de la adolescente, Steven A. Lerman, aseguró que el hecho sí ocurrió y que incluso el defensor del cubano, Ralph Patiño, intentó convencerlo de no tomar acciones legales a cambio de una considerable suma de dinero.

“El abogado Patiño vino a mi oficina en la ciudad de Los Ángeles el día 30 de julio del 2010. El abogado discutió conmigo y me imploró que convenciera a mi cliente, menor de edad, que aceptara una suma de menos de 500 mil dólares”, afirmó Lerman en un correo electrónico.
El licenciado explicó que ni él ni su clienta contemplan la posibilidad de aceptar semejante oferta y que no descansarán hasta que se establezcan los daños sicológicos sufridos por la menor y se haga justicia.
“Mi respuesta fue que nosotros deberíamos negociar el caso hasta el día que mi cliente fuera a ver a una siquiatra para ver cómo estaba su estado sicológico tras la devastación emocional que este depravado sexual le ocasionó”.
Lerman comentó que el cubano quiso justificar su manera de actuar asegurando que pensaba que la adolescente no era menor de edad.
“Su alegación de que la niña le dijo que tenía 19 años revela que no tiene sentido común como el estándar de negación que se encuentra en todos los casos de depredadores sexuales que buscan niñas en el mundo de la producción de televisión para aprovecharse de la admiración que sienten por sus estrellas”.
Lerman le pidió al actor que admita su responsabilidad y agregó que espera que la justicia angelina siente un precedente fuerte con este caso.
“El señor Levy no puede negar más que no estaba en el hotel en Los Ángeles a las 4:00 de la mañana con una niña de 17 años”, comentó. “Estoy satisfecho de permitir que un jurado de Los Ángeles decida qué daños deben ser reparados a esta niña por haber sido abusada”.

QUE DICE LEVY
El 11 de agosto, y me consta, porque estoy enterado de esto hace más de una semana, seis días antes de ser demandado por la menor a la que presuntamente agredió sexualmente, William Levy interpuso una demanda en la Corte Federal de Miami contra Karla Álvarez, la mamá de ésta, y el abogado de ambas, alegando que ellos se confabularon para extorsionarlo por la cantidad de 950 mil dólares.
En la demanda se afirma que el abogado de Álvarez, Steven Lerman, amenazó a Levy con ventilar el caso de una supuesta agresión sexual a los medios, dañando su imagen pública, a menos que éste accediera a pagar dicha cantidad. Levy asegura que todas las acusaciones de la menor en su contra: agresión sexual, toqueteo ofensivo, daños emocionales y privación ilegal de la libertad, son fabricadas y completamente falsas.

Levy detalla en esa demanda que conoció a Karla Álvarez, quien le dijo que tenía 19 años. El actor se encontraba presentando la obra Un amante a la medida en un teatro de Glendale, CA, en el que la menor trabajaba como taquillera. Después, según la demanda de Levy, inexplicablemente la chica se convirtió en asistente personal y en varias oportunidades intentó estar presente cuando él se cambiaba de ropa durante el transcurso de la obra, pero el actor le decía que no necesitaba su ayuda.
Según la demanda del actor, la noche del 18 de julio, Levy cenó en un restaurante cercano al hotel Hilton de dicho condado californiano y regresó a su cuarto. A las 2:00 de la mañana del 19 de julio, fue despertado por uno de los productores de la obra de teatro quien lo invitó a tomar un trago en el mismo restaurante en el que había cenado. Finalmente, a las 2:30 llegaron a dicho restaurante, en el que otro productor de la obra y Álvarez se encontraban presentes.
Después de los tragos, Álvarez se acercó a Levy para platicar con él. Al terminar la noche, uno de los productores, la menor de edad y el actor subieron al cuarto de Levy en el Hilton con el propósito de esperar un transporte para Álvarez. La menor de edad abandonó finalmente la habitación a las 4:00 a.m.
Dos días después, el 21 de julio, Levy se enteró que Álvarez había presentado cargos en su contra alegando que el actor sabía que ella tenía 17 años cuando el presunto incidente de agresión sexual tomó lugar. Según la demanda de Levy, el abogado de la menor sabe perfectamente que todas sus acusaciones, incluida que el actor le contagió una enfermedad de transmisión sexual, son falsas y que no hay evidencia para corroborarlas.
Cuestión de tiempo para saber la verdad, hasta ahora no tengo más información, no estoy poniendo velas en cada santo, pero obviamente William me negó que tenga trastornos de violación, ni necesidad de eso y menos enfermedades de transmisión sexual. Y yo le creo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s