LO QUE FALTA POR VER

Publicado: 05/07/2010 en Uncategorized

En política, más que en cualquier otro rubro, el fin justifica los medios y lo digo por esto: entusiasmados por los triunfos de Oaxaca y de Puebla, los dirigentes nacionales del PAN y el PRD no descartan alianzas para el 2011, y luego el 2012? Es posible, el mensaje es claro; ahora van contra la virtual candidatura de Enrique Peña Nieto.

Y es que si alguien ganó este domingo fue el gobernador del Estado de México, ¿por qué? porque las alianzas resultaron ser efectivas y ahora el PRI necesita más que nunca, no al candidato más capaz, sino el que garantice que este partido regrese a Los Pinos. Ese es Peña Nieto, no garantiza capacidad pero si votos y eso es lo que su partido necesita.
Marcelo Ebrad levantó la mano para felicitar al PAN y al PRD, sabe y no descarta que siendo el segundo mejor ubicado en las preferencias del 2012, en una de esas el panismo lo admite como candidato y es que cualquier precio están dispuesto a pagar para evitar que los priistas regresen al ejecutivo.
Porfirio Muñoz Ledo tendrá que cambiar el grosor de las agujas con las que tejerá los escenarios que vienen. Quedó claro que si en al menos otros tres estados dónde no hubo alianzas, las hubiese habido, matemáticamente hubiesen ganado más que Puebla y Oaxaca.
La victoria del PRI fue contundente en más de 7 estados, eso lo fortalece aún mas para el 2011 pero en política los números a veces no son suficientes. Saben que perdieron dos bastiones aportadores de votos priistas por más 80 años.
Ganó Beatriz Paredes, también Nava y Ortega. ¿Por qué Nava y Ortega? Porque el PRI no se cansó de decir que se llevaban carro completo, una actitud mas prudente hubiese dejado mal parado a los dirigentes de la alianza, pero después de decir todo lo que dijo de sus oponentes, el hecho de que estos ganaran un par de gubernaturas se convirtió en noticia, y más cuando otras tres se decidirán en los tribunales.

Regresando al punto de el fin justifica….hoy el PRI se siente como un partido traicionado y no le falta razón. Quiera el PAN reconocerlo o no y hasta el propio Felipe Calderón, fue el PRI quien los ayudó en aquella inolvidable toma de protesta del 2 de diciembre del 2006, cuando el PRD, Convergencia y PT, hoy aliados con los panistas, tenían tomado a San Lárazo. El PRI fue el equilibrio entre las posiciones extremas en las que estaban panistas y perredistas que casi llevan al país a la ingobernabilidad. El PRI ayudó al PAN a transitar estos cuatro años, ahora el PAN mandó su mensaje de que no los necesita.

Ulises Ruiz y Mario Marin desaparecerán del escenario nacional, y tras esta elección el camino de Fidel Herrera se dificulta luego que pese a la cuestionada candidatura de Yunez en Veracruz, este logró empatar la elección, y seguro la mandará a los tribunales.

Este 4 de julio pierden los detenidos, los muertos que puso cada partido, gana el abstencionismo que fue cercano al 60% y pierden los partidos políticos con una elección que en cada estado, municipio o distrito fue muy poco creíble. Todos se acusaron de lo mismo de ida y vuelta y viceversa.

Y lo que falta por ver…al tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s