LÓPEZ DORIGA ENTRE PAULETTE Y DIEGO.

Publicado: 19/05/2010 en Uncategorized

La desaparición de Diego Fernández de Cevallo ocurrió en un momento inoportuno. El día que se dio la noticia, el presidente Calderón tenia que abanderar a la selección nacional de fútbol, celebrar el día del maestro, con Elba Esther incluida, y partir hacia una gira por España que luego seguía en Estados Unidos.
No le hacia falta al país, ni a los medios, una noticia más. Pero desapareció Diego.
Y cómo para llevar la atención hacia otra parte, Televisa no solo anuncia que no hablará del caso por respeto a la familia y a la vida de Diego, sino que horas después todo el equipo de Noticieros se va a Washington para cubrir la visita del presidente.
La visita de Calderón es importante, será el segundo mandatario mexicano en la historia que será recibido con tantos honores, y la cobertura es una decisión de estado. Los titulares tienen que ser del presidente, y nada deberá ser más importante que eso.
Televisa cometió un error, cualquier medio deja de informar sobre algo aludiendo a su línea editorial, pero decir que no hablará más del caso Diego, hace que el error sea mayor. Es la televisora más importante de lengua hispana, la de mayor influencia, pero no es la única.
Me aseguran que López Dóriga no está de acuerdo con la decisión, pero no le queda otra que callar. La última vez que se le fue la mano lo sancionaron tres días. Le preguntó e insistió al padre de Paulette si tenía vínculos cercanos con Enrique Peña Nieto, cuando el vicepresidente de Televisa le pidió que no hablara sobre este asunto en particular.
Hoy el equilibrio entre los medios de comunicación es cada vez más grande, no son los años 80 en los que si televisa hacia silencio, no había manera de enterarse de nada. La decisión de callar está descontextualizada, actualmente solo estamos a “clip” de encontrar la información que hoy se niega a dar Noticieros Televisa.
La pregunta es simple ¿por qué ahora si, y en otros casos no? ¿por qué si dan espacio a leer mensajes de narcomantas, a presentar decapitados, niños quemados, y horas interminables de entrevista a la madre de Paulette, y hasta un diario televisivo de Celia Lora? ¿Por ética? Obvio que no.
Los mexicanos seguirán buscando información sobre el caso Diego, porque es una novela de la vida real, la visita del presidente es importante, pero su vida afortunadamente no está en peligro, lo vemos y sabemos que dice, que hace, quién lo acompaña, que comerá, de que color usa corbata y cuando regresará. De Diego no se sabe nada, y eso genera más atención, más especulación, más morbo y más curiosidad.
Nadie secundará a Televisa en esta decisión, que de seguro vas más allá de lo editorial, esta empresa no tiene la fuerza para hacer desaparecer una nota de los medios, la era de López Dóriga no es la de Jacobo Z.
A los medios los hará silenciarse la falta de información, la PGR es la única autorizada para dar información que escasea, que se recicla, que confunde, que se investiga, pero esto va para largo, o al menos hasta que la visita a Washington termine. Si después se avanza, hay algo nuevo o aparece el cadáver, es que lo tenían guardado. Ya se encargarán los medios de decir lo que piensan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s