SEGUNDA LLAMADA…SEGUNDA

Publicado: 17/05/2010 en Uncategorized

Calderón será el segundo presidente mexicano de la historia en hablar en el congreso de Estados Unidos. Primero lo hizo Vicente Fox, el 6 de septiembre del 2001. Todo lo bueno o malo que dijo Fox aquella tarde, se perdió y cambió cinco días después. El día 11 de aquel septiembre cayeron las Torres Gemelas. La historia nunca fue la misma.
El presidente mexicano Felipe Calderón no sólo será recibido en esta semana con una ceremonia oficial de bienvenida en Washington, D.C., sino que él y la primera dama, Margarita Zavala, van a ser honrados con una cena de estado en la Casa Blanca. Calderón también tendrá la distinción de aparecer en la corta lista de líderes extranjeros que han tenido el privilegio de pronunciar un discurso ante la sesión en pleno del Congreso.
Seguro, el discurso del presidente Calderón ante el Congreso aportará una renovada oportunidad de fortalecer nuestros vínculos de amistad, discutir los desafíos que compartimos y aprovechar las oportunidades que tenemos en común con Estados Unidos. Pero la agenda de prioridades de Estados Unidos con cualquier país, las marca y enumera la unión americana y poco, pero muy poco pueden hacer los visitantes de turno por más influyente que logre ser y por más o menos vecino que sea. Las relaciones entre México y Estados Unidos desaparecieron de la lista de prioridades de Estados Unidos, y con esto la posibilidad de seguir adelante con una reforma migratoria. Los inmigrantes, particularmente aquellos que cruzan por la frontera sur, se convirtieron en enemigos ante los ojos de algunos estadounidenses, y en una probable amenaza. Aunque ninguno de los terroristas del 11 de septiembre cruzó por la frontera de México.
Han pasado casi nueve años desde que un presidente mexicano habló francamente ante los estadounidenses, y una vez más, México se encuentra en el radar de Estados Unidos y de igual manera la necesidad de una reforma migratoria, pero no bajo las mejores circunstancias.
Cuando el presidente Calderón visite Washington, habrá algunos asuntos difíciles que tendrá que tocar: la creciente violencia en su país que ha cobrado más de 22 mil vidas desde que le declaró la guerra a los cárteles de la droga y sus efectos en ciudades de ambos lados de la frontera de Estados Unidos y México. Y la nueva ley de Arizona cuyo mensaje enfático es: desháganse de los mexicanos.
Responderá por los diplomáticos norteamericanos que fueron ejecutados en Juárez, por el periodista estadounidense asesinado en Oaxaca y hasta por la propia desaparición de Diego Fernández.
La DEA aprovechará su visita para sacar a la luz pública más nombres de políticos relacionados con el ex gobernador Mario Villanueva y cientos de manifestantes latinos se reunirán en el capitolio para exigirle a calderón que hable fuerte contra la Ley Arizona, porque todos los latinos verán a calderón como su presidente.
Los organismos y asociaciones de derechos humanos le pedirán que cese la lucha contra el narco y la delincuencia organizada para evitar más muerte, aunque eso signifique más secuestros.
Y no, no la tiene fácil el presidente de México, porque está entre la espada y la frontera, está en suelo extranjero y con suerte no pasará nada que le arrebate su discurso de los titulares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s