FIDEL, RAÚL Y EL CHE EN CAMPECHE

Publicado: 06/05/2010 en Uncategorized

El Che Guevara permanecería algo más de dos años en México. Aquí definió sus ideas políticas, se casó, tuvo a su primera hija e ingresó al Movimiento dirigido por Fidel con el fin de formar un grupo guerrillero para derrocar en Cuba al dictador Fulgencio Batista.
México en 1954 era un santuario para los perseguidos políticos de todo el mundo. En México, el doctor Guevara, después de recorrer todo el continente llegó al país y trabajó un tiempo como fotógrafo para la Agencia Latina que cerró poco después. Fue empleado como alergista por el Hospital General y el Hospital Infantil de la capital del país.
Antes de que terminara 1954, su esposa, la peruana Hilda Gadea radicó también en México, re-iniciando el tipo de relación compleja que habían mantenido en Guatemala. A finales de ese año, el Che conoció a Ñico López y este invitó al argentino a asistir a las reuniones de un grupo de cubanos que se reunían coordinados por María Antonia González en un departamento céntrico ubicado en Emparán 49 en la colonia Tabacalera en el Distrito Federal.
Para entonces Fidel cumplía una condena de 10 años en Santiago de Cuba. El y su hermano Raúl recibieron meses después una amnistía que los dejó en libertad en mayo de 1955 y vinieron a refugiarse a México para re-iniciar la lucha armada, lo acompañaron otros 14 cubanos.
En Junio llegó Raúl, Fidel llegó el 7 de Julio de 1955. Dos semanas después en casa de Maria Antonia conoció al Che y le propuso unirse al movimiento cubano. Al mismo tiempo, su esposa le comunicó al Che que estaba embarazada y un mes después se casaron oficialmente. La pareja se fue a vivir a la calle Nápoles No 40 en colonia Juárez. Su luna miel fue hasta noviembre y fue en Chiapas, Campeche y Yucatán. Visitaron Palenque, Chichen y Uxmal. En su diario que inició en Buenos Aires, el Che describe su estadía en Campeche y Calkiní como pueblos tranquilos, de aire fresco, de buen pescado y linda arquitectura. El 15 de febrero del 56 nació su hija Hilda Beatriz Guevara.
De regreso a los entrenamientos en Chalco , Estado de México, el Che ocultó su asma y no tardó en convertirse en un buen líder. En Junio de ese año, Fidel, Raúl y el Che fueron detenidos por la policía mexicana más de un mes estuvieron detenidos, el último en salir de prisión fue el Che, sus papeles migratorios estaban vencidos.
México ya no era un lugar seguro, acordaron entonces comprar una embarcación que los llevara de vuelta a Cuba y continuar la lucha armada. La Península de Yucatán es el lugar más próximo a Cuba. El objetivo era claro, visitar Campeche y Progreso para conseguir el yate que permitiera atravesar el golfo y entrar a costas cubanas.
Fidel, Raúl y el Che, según cuenta este en su diario, vinieron a Campeche y se hospedaron cinco días en el centro de San Román, unos días aquí le servirían para poder buscar o convencer a alguien que les vendiera la embarcación para que 82 personas pudieran viajar a Cuba. Después de varios intentos, ninguno resultó, Fidel pensó que las opciones no eran viables por tamaño o por seguridad. Algunas embarcaciones disponibles, creían ellos que no soportaría el peso de los que viajarían o las turbulentas aguas del golfo de México. Se fueron a Progreso pero tampoco tuvieron éxito.
La única opción posible, les duplicaba la distancia de la travesía pero era la más segura. Veracruz fue el punto de salida. En el puerto de Tuxpan, compraron un yate de nombre “Granma”. El 25 de noviembre de 1956 partieron hacia Cuba, llegaron siete días después. Alrededor de las seis de la mañana del dos de diciembre de 1956, el Granma, con 82 hombres a bordo comandados por Fidel Castro, arribó a Cuba por un punto de la costa sur-oriental conocido por Los Cayuelos, a unos dos kilómetros de playa Las Coloradas, al noroeste de Cabo Cruz.
Todavía es expuesto a nacionales y extranjeros en un museo en el centro de La Habana el yate, que pudo ser campechano.
En el libro El Che y la Revolución Cubana, hay una foto de Fidel y El Che en la Puerta de Tierra, detrás se observan las torres de la Catedral campechana.
La hija del Che, mexicana de nacimiento, murió de una crisis de asma, le sobreviven otros cuatro hijos, Celia, Aleida, Camilo y Ernesto, todos en Cuba. Al primer nieto de El Che, lo saludé hace unos meses, Canek Sánchez Guevara, estaba formando parte de un movimiento en contra del gobernador Ulises Ruiz en Oaxaca. Pero eso es otra historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s