EL PAN QUE SE ACABA

Publicado: 03/05/2010 en Uncategorized

Hace casi 71 años fue fundado el Partido Acción Nacional, durante una convención en el Frontón México -edificio situado en la Plaza de la República, a un costado del monumento a la Revolución en el Distrito Federal. Manuel Gómez Morin y Efraín González Luna fueron los dos intelectuales mexicanos que formaron parte de la construcción del estado moderno mexicano y ambos construyeron las bases en las que hasta la fecha descansa este partido. Hoy siete décadas después el PAN es un partido que se agota.
Con nueve candidatos presidenciales en su historia, solo dos han llegado a la oficina presidencial y después de Vicente Fox y Felipe Calderón no se dislumbra en el horizonte cercano que este partido pueda volver a repetir en la silla grande.
Cuando Vasconcelos pidió a Gómez Morin su apoyo en la campaña electoral de 1929, Gómez Morin fue tajante. Respondió en una carta descartando participar en una movilización social porque a falta de resultados, de adecuaciones a las nuevas necesidades ese proyecto social se agotaría en sí misma. Hoy la historia del PAN parece correr con la misma suerte. El sustento político de este partido ha estado y ha sido más eficiente como partido opositor que como partido gobernante. A lo largo del camino muchos han hecho al PAN lo que Gómez Morin a Vasconcelos.
Tres políticos panistas que fueron candidatos presidenciales y jefes del partido renunciaron a él. José González Torres presidió al PAN de 1959 a 1962 y en 1964 fue el opositor a Gustavo Díaz Ordaz, Efraín González Morfín, hijo de uno de los fundadores del PAN y que fue candidato presidencial en 1970 y líder del partido en 1975 también renunció. Pablo Emilio Madero fue también candidato presidencial, en 1982, antes que dirigente nacional del partido, de 1984 a 1987 y mas tarde hizo lo propio. Mauricio Gómez, hijo de Gómez Morin también dejó el partido. También renunció a ser panista otro ex presidente nacional de ese partido, Carlos Castillo Peraza, el padre político de Felipe Calderón. Pero su padre biológico también, me consta que uno de los problemas emocionales que sufre el actual presidente es que su padre, Luis Calderón Vega, murió alejado y decepcionado del partido que lo llevó a la presidencia de México.
Nadie debe dudar la contribución que el PAN ha dado a México en la construcción de la democracia electoral del país, pero su labor desde el gobierno en cualquier de los tres niveles es cada vez mas cuestionado y por resultado menos apoyado. Es cierto, México no es el mismo, en el país han ocurrido cambios políticos, económicos, sociales y culturales pero el PAN sigue enclavado en ser un partido conservador que poco a copiado del esquema de uno de sus principales aliados: la iglesia.
El mayor logro de la iglesia católica dos mil años después es que ha tenido la capacidad de adaptarse a las nuevas condiciones, no hay sobre la tierra ninguna otra institución que haya podido sobrevivir a todo, en ocasiones por todos, en otras, contra todo.
El PAN tiene la urgencia de oxigenarse, de replantearse, de renovarse como instituto político. Ningún otro partido de la región ha tenido resultados electorales tan devastadores estando en el poder. La historia demuestra que una de las principales diferencia entre panistas y priistas es que los primeros no han sido institucionales. La renuncia del actual Secretario de Gobernación Gómez Mont al PAN es el ejemplo mas reciente. Gómez Mont no es un político de alto perfil, pero no hay en la historia del poder en el mundo un solo caso que se asemeje a este. Si te vas del partido que te da el poder, te vas del poder. El secretario sigue estando ahi.
No faltan los que creen que muchas de las derrotas del PAN en los estados es por que Calderón y el partido se alejaron del poder de “El Yunque” y que sin esta organización secreta, fundada en Puebla en 1953 por Ramón Plata Moreno, puedes llegar al poder pero será difícil mantenerse.
El PAN ha perdido su capacidad de adaptarse, el partido aspiró tanto llegar al poder que una vez en él, se olvidó que el poder es para ejercerse. Sus recientes alianzas con el PRD, PT y Convergencia es visto como un acto de desesperación. Qué Cesar Nava sea su dirigente nacional es la prueba de la falta de liderazgo.
Campeche es uno de los estados en los únicos en los que crece el voto panista. En 1997 el candidato blanquiazul Miguel Angel Montejo recibió poco más de seis mil votos. En el 2003, Juan Carlos del Rió obtuvo 98 mil y hace menos de un año, Mario Ávila poco más de 140 mil. El creciente voto panista no es adjudicable a la labor de este partido, más bien es la respuesta a más de 80 años de administraciones priista. Carlos Rosado Ruelas no ganó gracias al PAN, ganó pese al PAN.
Mucho más falta por ver, regresaran las vacas sagradas, Nelly Márquez regresará de San Lázaro y vendrá por más, Jorge Nordahausen reaparecerá, a Yolanda Valladares le pedirán su oficina en Pemex y también regresará por más.
La nueva dirigencia estatal poco tiempo tendrá para trazar estrategias que le permita mantener lo que ya ganaron, y por su salud no deberán olvidar que hay que cuidarse más de los inconformes que de los traidores. En en el 2012 no faltaran los que dirán lo que Gómez Morin a Vasconcelos. Sino que lo diga Enrique Ivan. Vivir para ver.

vdelatorre@telesur.com.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s